25/2/09

CENTRALES DE BIOMASA

La biomasa es el conjunto de recursos forestales, plantas terrestres y acuáticas, y de residuos y subproductos agrícolas, ganaderos, urbanos e industriales.
Esta fuente energética puede ser aprovechada mediante su combustión directa a través de su transformación en biogás, bioalcohol, etc.
Los métodos de conversión de la biomasa en combustible pueden agruparse en dos tipos: conversión bioquímica y conversión termoquímica. De la primera, se puede obtener el etanol y metano mediante la fermentación alcohólica y digestión anaerobia. De la segunda, se puede obtener gas pobre, carbón y jugos piroleñosos mediante gasificación y pirolisis.

Su Funcionamiento:
Con una central de biomasa obtenemos energía eléctrica mediante procesos de transformación de la materia orgánica.
El funcionamiento de una central de biomasa es el siguiente:

La biomasa son
compuestos orgánicos producidos en procesos naturales. Estos compuestos se transportan a la central de biomasa y se queman para calentar agua. Se produce vapor a alta presión que mueve una turbina y esta mueve el generador que producirá la energía eléctrica.De este proceso obtenemos energía eléctrica y agua caliente que puede ser utilizada en los edificios cercanos.Lo ideal es tener la central de biomasa próxima a la zona de producción de procesos industriales agrarios y forestales.

Centrales en España:
En España no se encuentran ninguna cetral de Biomasa en estos momentos.
La central eléctrica de biomasa más grande del mundo acaba de ponerse en servicio en el extremo este de Alemania, en la frontera germanopolaca, en un pueblo llamado Penkun. Se compone de gigantescos "digestores", recipientes de hormigón de 2500 m3 de capacidad, en los cuales fermentan residuos agrícolas de toda clase. Por lo tanto se asemeja, a vista de pájaro, a una refinería con sus alineaciones de recipientes. Central en Alemaña.
Impacto Ambiental:

La construcción de una central provoca alteraciones en el medio natural.Para conseguir un buen aporte energético se necesita gran cantidad de biomasa y por lo tanto ocupar grandes extensiones de tierra en el caso del cultivo energético.El aprovechamiento directo y a gran escala de los recursos forestales para fines energéticos podría conducir a un agotamiento de dichos recursos y dar lugar a efectos medioambientales negativos.Emite CO2 a la atmosfera, aumentando el efecto invernadero.

El interés medioambiental de la biomasa reside en que, siempre que se obtenga de una forma renovable y sostenible, es decir que el consumo no vaya a más velocidad que la capacidad del bosque, la tierra, etc. para regenerarse, es la única fuente de energía que aporta un balance de CO2 favorable, de manera que la materia orgánica es capaz de retener durante su crecimiento más CO2 del que se libera en su combustión.
A que no sabías que...

La biomasa es la energía renovable que más contribuye al abastecimiento energético español. En 1994, se consumieron 3,8 millones de toneladas equivalentes de petróleo de la biomasa, lo que supone más de 91% de la contribución total de las energías renovables. La mayor parte de la biomasa consumida -alrededor del 56% del total- lo fue en el sector doméstico. De la cifra de consumo total de biomasa antes citada, unas 62.700 toneladas equivalentes de petróleo lo fueron de forma de residuos sólidos urbanos (RSU).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada